Facebook Twitter Google +1     Admin

INTOLERANCIA TERMINAL

20090406140448-20090405elpepivin-3.jpg

El hecho de que una profesora de bioética de una universidad católica alicantina haya definido como "enfermos" a los homosexuales y bisexuales, nos da la medida de los turbulentos tiempos ideológicos que vivimos. Como recién salida de un tribunal inquisitorio, Gloria Tomás y Garrido, utiliza su cátedra para convertir una opción sexual en una desviación sociopatológica. Enrocada en el oscurantismo y la intolerancia que predica su credo, exige a los gays que antepongan la dignidad a la libertad. Pero, ¿de qué dignidad habla esta señora?, ¿de la que, en virtud de una religión que sataniza las diferencias, nos ha dado innumerables muestras de la hipocresía y el doble rasero que utilizan para ellos mismos? Ese  miedo a la libertad, porque solo miedo e ignorancia pueden mover a pronunciarse en estos términos, transforma a estos homófobos fundamentalistas en verdaderos enfermos terminales que, lejos de pedir a su dios una cura para este mal, prefieren expandirlo infectando de odio e irracionalidad todo cuanto tocan.  La Iglesia Católica, en unos momentos en los que el paro y la exclusión social golpean con dureza a la población, ha preferido lanzar una persecución contra los homosexuales sin prestar atención a sus propias filas entre las que proliferan pederastas y otros comportamientos punibles.
Llevan siglos haciéndolo. Judíos o musulmanes, homosexuales o mujeres son algunas de las víctimas de su intolerancia. Pero también existen perseguidos entre los suyos, como Francisco de Asís que predicaba la pobreza frente a la opulencia de sus hermanos de congregación o los religiosos que abrazaron la teología de la liberación, despreciados por posicionarse al lado del oprimido. Según los evangelios, Cristo estaba junto a los perseguidos y los humillados. Su lectura nos muestra a un revolucionario que prefería la compañía de una prostituta a la de los doctores del templo. No se que se torció por el camino para que sus seguidores criminalicen a quienes su líder hubiera defendido. Pero estoy segura que, de estar vivo, sería otro objetivo de su doctrina envenenada. Otro "pervertido" enfermo al que pretenderían salvar a "cristazo" limpio.

Publicado en diario Público el 7 de abril del 2009 y en El Periódico de Aragón el día 8

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris