Facebook Twitter Google +1     Admin

Una explosión

Una explosión

(¿O quizás fueran miles?)

encendió la noche

en el infinitésimo paréntesis de mis soledades.

Nada vergonzante flotó a la superficie.

Lavé mi cuerpo,

encendí una hoguera en los rescoldos de mis sueños,

me bebí mis propias lágrimas azules

aliviadas con un chorro de mercurio.

Me cercené de un feliz tajo

todas las esperanzas

que aún dolízn.

Fuí, por una sola vez, libelula

para volver a empezar

con nuevas fuerzas

09/10/2008 03:01 ana cuevas pascual #. poesía

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris