Facebook Twitter Google +1     Admin

DEMONIOS Y MAZMORRAS

20101204111427-03-12.jpg

De las filtraciones de Wikileaks, mi favorita es la relativa a Guantánamo y al fiscal jefe señor Zaragoza. Para frenar la querella de un grupo de abogados por crímenes de guerra y torturas en la prisión de Guantánamo, pero sobre todo para neutralizar a Garzón, Zaragoza no dudó en sumergirse en las cloacas de su profesión y actuar como un leal esbirro imperial. Esta es la esencia de la fiscalía de nuestro democrático país. Ante un rimero de pruebas sobre la ilegalidad del limbo jurídico en el que se encuentran los presos de este penal, documentación sobre las torturas y prácticas contrarias a los más elementales principios de derechos humanos, Zaragoza trató de detener la investigación y puso todo el afán de su indignidad fiscal en evitar obstáculos molestos al todopoderío estadounidense. El más gordo era Garzón, ese juez tocapelotas que no tenía bastante con lo que le estaba cayendo con la Memoria Histórica. La manía del magistrado con la Justicia Universal inquietaba mucho al amigo americano. A ningún asesino le gusta que anden removiendo la tierra del solar donde tiene enterrados sus cadáveres. Esta es la causa de que el insolente Garzón, no pudiera abrir las fosas de los represaliados durante nuestra dictadura ni tampoco la caja de los truenos que nos mostrara los horrores de la cárcel diseñada por la potencia que presume ser la más democrática del mundo. El demonio, digo el fiscal jefe, elaboró una estrategia de acoso y derribo contra el juez y consiguió "retorcerle el brazo" para que no anduviera husmeando en las mazmorras de nuestros aliados. Una vez más, puntos para el lado oscuro. Solo que ahora que estamos enterados, ¿no deberíamos reclamar un exhorcismo que nos limpiara  los cargos públicos institucionales de esta clase de engendros? No se a ustedes, pero a mí, lo de nuestra Democracia cada día me suena más a cuento.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris