Facebook Twitter Google +1     Admin

SI YO TUVIERA UNA ESCOBA...

20091011104231-20090928elpepinac-1.jpg

Si yo tuviera una escoba, virtual porque la material la tengo y es mi instrumento de trabajo, le daría un buen repaso a nuestro patio político que está el pobrecico a reventar de tanta basura y porquería. Pondría las cosas en orden y tiraría, tras un riguroso reciclaje, toda esa materia orgánica que huele a podrido impidiéndonos respirar el aire del progreso y la democracia auténtica. En un rimero, listo para la incineración: todos los gürteles de trajes caros pero pestilentes que, día a día, extienden su infección sumando más corruptelas y personajes poco higiénicos a su interminable lista de detrito. En otro, que iría derechito al vertedero, los gastos faraónicos procedentes del onanismo institucional que impiden que la investigación y la ciencia perciban el presupuesto que se necesita para despegar de la edad media y convertirse en una nación puntera en tecnología que cree puestos de trabajo y confianza en el futuro. Y aún haría otro montoncito para llevar al muladar: Una montaña formada a fuerza de la resignación, la pasividad y la pereza que invaden a la ciudadanía frente a los desmanes y los abusos de los jerifaltes, que nos convierte en una legión de catatónicos dispuestos a ceder nuestra yugular a la insaciable avidez de los codiciosos. !Hay tanto que limpiar! Pero todo es cuestión de ponernos manos a la obra, se lo dice una profesional, háganme caso. Porque el hedor empieza a ser tan asfixiante que, si no lo combatimos, corremos el riesgo de acabar ahogando nuestras esperanzas en medio de tanta ponzoña.

Publicado en Público el 18 de octubre del 2009

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris