Facebook Twitter Google +1     Admin

LA REBELIÓN DE LOS RICOS

Thaksin y su gobierno, supusieron para las clases más desfavorecidas de Tailandia, algo así como el hada madrina de los pobres. Su programa populista, y la arraigada costumbre tailandesa de comprar votos, aseguraron su victoria. Un ejército de desheredados, los camisas rojas, apoyaron esta política que les proporcionaba seguro médico, por primera vez en su historia y subvenciones a fondo perdido. La corrupción de este gobierno, un clásico de la práctica política en este país, se relegaba a las nuevas expectativas generadas para la mayoría humilde. Pero la aristocracia económica de Bangkok no está dispuesta a consentir que los campesinos del nordeste, analfabetos y paupérrimos, les arañen un ápice de los privilegios y de la riqueza que tanto tiempo han disfrutado en exclusiva. La marea amarilla, que representa a los ricos tailandeses, corta autopistas, establece puestos de control y ahuyentan a la policía. En esta "revolución a la inversa", cuesta trabajo tomar partido por cualquiera de las dos facciones siendo que ambas, están impregnadas de de un alto grado de corrupción. ¿Podrá el budismo seguir manteniendo a los pobres en la resignación y evitar una guerra civil?

Publicada en Periódico de Aragón  4 de diciembre de 2.008

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris