Facebook Twitter Google +1     Admin

SANGRE POR CEMENTO

La banda terrorista eta, pretende bañar de sangre las todas las infraestructuras que se realicen en el País Vasco. Los cinco asesinatos de la central de Lemóniz, los tres muertos de Leizarán, los sabotajes de Itoiz y ahora, el infame asesinato de Ignacio Uria son ejemplos de la "peculiar" manera de defender el territorio que practican estos pistoleros. Pero que nadie se confunda. Esta supuesta "sensibilidad medioambiental", impuesta a su propio pueblo a fuerza de tiro en la cabeza, está situada en el ángulo diametralmente opuesto a la filosofía que impulsa el movimiento ecologista. El activismo en defensa del medioambiente, del que participo  y participaré mientras me aguanten las piernas y el corazón, está íntimamente entrelazado al movimiento pacifista. Nuestro objetivo es convencer, pero jamás vencer por la fuerza que se obtiene del terror. Estos fascistas, que se proclaman abanderados en defensa de Euskal Herria, contaminan el discurso de los millares de personas que entendemos el ecologismo como una opción en defensa del planeta y de la vida de todos los seres que lo habitan, incluída la de aquellos que contravienen nuestra ideología. Pretenden detener el avance del cemento con una barricada de cadáveres, atrincherados en la sinrazón que les proporciona mancharse las manos de sangre, sin el menor escrúpulo. Son la antítesis de lo que pretenden ser. Son solo unos asesinos que usurpan otras causas, para continuar retozando en el muladar pestilente en el que se ha convertido la propia.

Publicado en Heraldo de Aragón  6 de diciembre de 2.008

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris