Facebook Twitter Google +1     Admin

RITMOS DE RESISTENCIA

20110410115907-2011-04-07-ibercaja-45.jpg

Foto. Primo Romero

El pasado jueves 7 de abril un grupo de aproximadamente 40 personas, decidimos asaltar un banco zaragozano. La iniciativa surgió de un grupo de jóvenes que, a ritmo de bombo, dan rienda suelta a su indignación y buscan provocar una reacción ante el expolio que sufre nuestra aborregada ciudadanía. No se asusten, no fue un atraco a punta de pistola ni obtuvimos un botín crematístico de esta aventura. El propósito era otro. Sin medias en la cabeza ni tiros al aire pretendíamos, a golpe de música y coreografía, señalar con el dedo a los principales culpables de la crisis: la banca y su séquito de cómplices y especuladores. Mientras al pueblo se nos asfixia con medidas restrictivas, recortes salariales, jubilaciones imposibles y embargos que condenan a las familias a engrosar las filas de la miseria, los banqueros continúan con su orgía impenitente sin que ninguno haya pagado, tan siquiera, un precio simbólico por el saqueo perpetrado. Aún más, al puro estilo del Yago shakespeariano, susurran al oido del gobierno que la recuperación económica solo puede pasar por la moderación salarial, la ultrareforma laboral y el sacrificio, el nuestro se entiende.
La sociedad se indigna en voz baja asumiendo tácitamente ser el cordero pascual de esta merienda pantagruélica sin oponer resistencia. Nos roban el futuro y la alegría ante nuestra ojiplática mirada pero acabamos entregándonos, cautivos y desarmados, al desfalco final.
Nos cuentan cuentos chinos de terror para mantenernos paralizados por el miedo y la impotencia. Pero algunos, ya no queremos escuchar más sus patrañas. Estamos hartos y pensamos sacudirnos la modorra para pasar a la acción. Pensarán ustedes que unos patéticos payasos como nosotros están lejos de poder cambiar el mundo. Es posible. Pero a veces, un pequeño gesto, un mínimo acto de rebeldía puede ser la llama que encienda la mecha de la revolución. Una revolución inducida por el obsceno comportamiento de los agentes financieros y políticos y que deseamos que sea valiente, pacífica y decidida. Si los islandeses consiguieron recuperar las riendas de su destino golpeando unas cacerolas, el sistema no debería subestimar la contundencia de los tambores de la resistencia aragonesa. Nunca se sabe, ¿no creen?

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: Maricampanas

Tomemos ejemplo de Isladia. Han dado un "no" rotundo y contundente a quienes les han llevado al abismo.
Las cosas se mueven, poco a poco, pero todo no esta perdido. Nuestros jóvenes empiezan a reacionar y su cabreo puede ser el detonante que de una puñetera vez nos haga mover el culo.

Fecha: 10/04/2011 22:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris