Facebook Twitter Google +1     Admin

EL ATAQUE DE LAS RANAS PSICOTRÓPICAS

20170420204043-imagen-animada-rana-229.gif
En un lugar llamado España acaecen a cada momento fenómenos paranormales cuya explicación no puede hallarse dentro de los límites de lo racional. Hechos insólitos que causarían la risión al más sosainas y apático de los mortales. Como esa denuncia que planea sobre un concejal gallego por un cartel de carnavales que mostraba un monigote disfrazado de Papa dándole al tintorro copa en ristre. Si ya suena raruno que el origen de la denuncia venga de una asociación de viudas que dicen haber visto ofendida su sensibilidad religiosa, más ridículo resulta que se haya admitido a trámite. Solo puedo pensar que el monigote no es el único que empina el codo. O será algún juez cachondo con muy poco trabajo. Tengo entendido que nuestro sistema jurídico es nutrido, impecable, apolítico y no está nada, nada colapsado. ¿O es al revés?. Bueno, el caso es que, a los pocos días, vi por la tele al otro Papa. Al jubilado de lujo con mirada de asesino en serie, ya saben Benedicto equis, uve, palito, celebrando su onomástica y metiéndose entre pecho y espalda una jarra de cerveza que hubiera podido servir de jakuzzi  para todas las viudas ultrajadas y alguna amiga a punto de enviudar. Y me pregunté: ¿Qué habrán sentido tan respetables damas al ver al pontífice emérito dándole al drinking?. ¿Habrá implosionado su sensibilidad religiosa al comprobar que deja a la altura del betún al mamarracho del cartel carnavalesco? ¿Y el juez? ¿No piensa imputarlo de rebote por alterar la paz espiritual de estas delicadas damiselas? ¡Ay señor!
Yo a veces he pensado que es el agua. Alguna sustancia diluida que  provoca que vivamos en una especie de realidad alternativa que con frecuencia se transforma en un mal viaje. Ahora los hechos empiezan a encajar. Porque agua hay de por medio. Todo un canal que lleva el nombre de Isabel II y que, por lo que tengo oído, se ha tornado en una pestilente charca de la que no paran de salir ranas, sapos y hasta renacuajos. Pero, ¡Ojo con estos anfibios!. No estamos hablando de batracios comunes e inofensivos. Si casualmente los chupas o te rozas con su brillante y tersa piel te inoculan su psicotrópico veneno hasta dejarte más "colgaó" que una paraguaya. Eso le debió pasar a la pobre Esperanza. La otrora lideresa terminator, ha tenido que ir a declarar por todo este lío de sus manos derechas. Le han salido rana.  Al parecer, a la pobre marquesa de la boca de fresa le pasa como al rey Midas. Pero en vez de convertir en oro lo que toca, Esperanza transforma en sapo todo lo que besa. Donde pone el ojo... ya pueden preparar celda en Soto del Real porque  el elegido acabará saltando de la charca directo a sus instalaciones.  Esta pobre sexagenaria no había sufrido tanto desde su lenta e implacable fuga de los agentes de movilidad. No había mas que verla. Alicaída, con un hilillo de voz casi imperceptible, abandonando su clásica chulería racial para mostrar desamparo, luego también ante las cámaras, llorando trémulamente,
Casi llega a enternecerme. Pero casi, porque enseguida he recordado las palabras que Aguirre le dedicó a Carmena desde el cariño, como es ella: A la política hay que venir "lloraó" de casa. ¡Toma castaña! Consejos vendo, para mí no tengo.
Al final el Partido Popular, más que una charca de ranas, es un pantano putrefacto donde la justicia va pescando lentamente todo tipo de alimañas. ¡Y las que quedan por sacar! Alguna hasta posó en una famosa foto en las Azores. Tiempo al tiempo.
Y más medios a la justicia. Porque mientras se pierden recursos y se alargan los procesos que atañen a temas vitales para él estado, no se puede permitir que patochadas como el dichoso cartel de carnaval, contar chistes o decir que el Valle de los Caídos es una mierda como la copa de un pino sean cuestiones que atasquen el sistema. Es indecente.
 Y puestos a imputar chorradas, a estas alturas, viendo la proliferación de anuros chungos que tiene este partido, podrían imputar a sus votantes por enaltecimiento de algo. Del gangsterismo organizado por ejemplo. Esta banda le daba sopas con honda al mismísimo Capone. Si llegan a coincidir en el espacio-tiempo el pobre Al no se hubiera comido nada. O a lo mejor tendría un ministerio. El de Hacienda le vendría al pelo.
Mientras Espe lloriquea, Mariano es llamado a declarar y hasta a Marhuenda se le están cayendo los palos del sombrajo, el portavoz del PP, Rafael Hernández, ha salido al paso del derrumbe de su partido haciendo las siguientes declaraciones: Estamos muy preocupados por la situación de Venezuela. Señor Hernández, desde el cariño también: ¡ Váyase a la mierda!

¡Croa, croa cantaba la rana... croa, croa en un canal de Madrid..! Pero tranquilos. Los de Ciudadanos no van a romper el pacto porque dicen que es mejor tener controlado al bicho que sacarlo del poder. ¡Vaya! Otros que chupan sapos con fruición. Pero en vez de darles piquitos en sus resbaladizos morros, estos felones sapos ponen el culo. Un trasero corrupto que atufa. ¡En fin! Pues si hay que chupar se chupa, ¿no? Lo de la transparencia puede esperar. Tampoco hay que ponerse tan tiquismiquis en las cosas de pareja.
 Dicen que en la política se deben hacer extraños compañeros de cama. ¿Pero zoofilia anfibia?.¡Agh!.. ¿No será pasarse un poco de la raya?

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris