Facebook Twitter Google +1     Admin

CON LA CABEZA ALTA

20130707113206-17485-290027941144087-1516156931-n.jpg
Durante los 49 días que ha durado la huelga de las limpiezas sanitarias de Aragón, las trabajadoras hemos experimentado una metamorfosis prodigiosa. Nos desprendimos de ese terror difuso con el que se paraliza ahora la voluntad de las personas para pasar a pelear corajudamente por nuestro destino. De humildes limpiadoras a guerrilleras por suerte de una conciencia de clase colectiva que se nos apoderó sin saber cómo. Han sido tantas las muestras de valor y dignidad del colectivo que esta historia merecía un buen final. Un desenlace justo. Y aunque algunas de nuestras reivindicaciones han quedado en el camino, lo hemos conseguido. Luchamos todas juntas, hombro con hombro, contra la miseria de una reforma laboral que ya nos mordía los tobillos. Contra el ninguneo institucional y la avaricia de una patronal eternamente insatisfecha. Forzamos una unidad sindical imprescindible y las decisiones se sometieron al escrutinio de la asamblea, la única soberanía que algunos reconocemos. A lo largo del recorrido, la fuerza de las limpiadoras fue desbrozando un camino de minas y de trampas. Era una batalla desigual, en un principio. Pero al grito de, ¡Ni un paso atrás! las deslavazadas huestes organizamos un pequeño ejército de resistencia contra la explotación que pensaban imponernos.
Es verdad que no se han alcanzado el 100% de los objetivos trazados. Pero se ha logrado un buen acuerdo que protege el empleo y otras condiciones sustanciales como el salario y la jornada. Unas garantías esenciales que no pueden entenderse de otra forma, en el escenario ultraliberal que nos asola, que como una gran victoria. Pero también como un punto de inflexión a partir del que hay que seguir trabajando en beneficio del sector.
Al final, pudimos quebrar la pata de esa reforma que quería aplastar nuestros derechos. (Aunque no puedo negar que nos hubiera gustado más romperle el cuello). La lección moral que ha impartido este colectivo es, ya de por sí, un maravilloso triunfo. La solidaridad y el apoyo social que nos han regalado, un tesoro incalculable. Personalmente, solo puedo manifestar el orgullo que me produce pertenecer a un gremio que, pese a que los enemigos eran poderosos, no ha reblado en la defensa de lo que creía justo.
Que a nadie le quede un resquemor amargo porque, como prometimos hacer, salimos de esto con la cabeza muy, muy alta. Salvaguardando la supervivencia de más de mil familias cara al vacío legal en el que se encontrarán muchos trabajadores estos días. Nos hemos ganado el respeto de los que nos despreciaban y pretendían explotarnos. Sembrado un vigoroso germen que podremos aprovechar en el futuro. No hay que olvidar que la lucha obrera nunca acaba.
En el transcurso de esta odisea nos han definido como heroínas o guerreras. Pero somos mucho más: Trabajadores/as que han decidido tomar las riendas de su destino. Hombres y mujeres libres que hemos aprendido a doblegar el miedo. La mas grande de todas las victorias.
07/07/2013 11:32 ana cuevas pascual #. laborales

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: frantic

A mí me queda un sabor agridulce de boca porque, sinceramente, creo que merecíais un final mejor y muchos más apoyos de los que realmente habéis tenido; pero como yo digo siempre "había que intentarlo".

Un abrazo a todas con todo mi respeto, cariño y agradecimiento.

Fecha: 07/07/2013 11:37.


gravatar.comAutor: Iñaki San Juan

Asi es Ana ha sido una cuestión d dignidad, todo ser humano, tod@ trabajador@ tiene una linea roja, blanca o multicolor q nadie tiene derecho a sobrepasar d forma autoritaria, abusiva he implantando el miedo como recurso, os queda y nos queda tajo en distintos frentes, mi mas sincera enhorabuena Ana habeis sido todo un ejemplo d coraje y d defensa d la dignidad, algo a la q desgraciadamente muchas personas temen defender o han olvidado su profundo significado y valor.
Salud

Fecha: 07/07/2013 11:44.


gravatar.comAutor: Beika

Impresionante la muestra de dignidad y lucha obrera organizada que habéis demostrado.
Me dais una terrible envidia como colectivo, pues el mío (enfermería) está dormido y abotargado...
Como dicen por ahí arriba, queda un poco sensación agridulce; pues os merecíais más aún... pero en este David contra Goliat, podéis sentir el orgullo de haber luchado con uñas y dientes por defender lo vuestro.
Gracias, campeonas.

Fecha: 07/07/2013 14:03.


gravatar.comAutor: Encarna Rubio

Como siempre, desde hace 15 años que entré contratada en Clinico, las contratadas nos ha tocado morder el polvo, y así vamos a continuar, parece. No obstante muchísimas gracias a nuestro querido comité y a la mayoría de las compañeras que han estado ahí sin cesar tantos días laborando para tratar de conseguir lo mejor, sin embargo soy consciente que la reforma laboral española es la que trata de empeorar al trabajador. Sólo cabe esperar mejores tiempos.

Fecha: 07/07/2013 14:41.


gravatar.comAutor: Antonio

Me siento orgulloso de tod@s vosotr@s. Habéis sido un ejemplo de coherencia, de fuerza y de lucha para la arrugada ciudadanía actual. Podemos y debemos aprender mucho de vosotr@s. Enhorabuena y un fuerte abrazo.

Fecha: 07/07/2013 23:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris