Facebook Twitter Google +1     Admin

EL GENEROSO BOTÍN

Rubalcaba se estrenó como candidato socialista señalando con el dedo a los bancos y agencias de calificación como principales culpables de la crisis. Un guiño fátuo que te deja con ganas de más. Pero que conecta con la sensibilidad de una ciudadanía que está viendo como se destruye su calidad de vida para pagar los platos rotos de estos especuladores. Sin embargo, dentro del PSOE, muchos otros deciden no hacer brindis al sol. O mejor dicho a su plaza y a lo que representa. Socialistas históricos como Gregorio Peces-Barba, uno de los siete padres de la Constitución, no acaban de entenderse con esa turba irrespetuosa que compone el 15-M. En una carta reciente publicada en El País, Peces-Barba recriminaba duramente el abucheo que unos jóvenes le dedicaron a Emilio Botín en la Universidad Carlos III. El político, que es rector de dicha universidad pública, definía en su misiva a los alborotadores como maleducados y desagradecidos. Incidía en el respeto que merece el presidente del Banco de Santander y en la generosidad que había demostrado por donar miles de becas a estudiantes españoles y extranjeros sin esperar nada a cambio. Pero el progenitor de nuestra democracia obviaba una cosita o dos. Por ejemplo que la familia Botín tiene en un banco suizo más de 2.200 millones de euros que no se han declarado en este suelo patrio. La suma de los impuestos que el "generoso" Botín y su clan han defraudado a la caja común dan para pagar muchas, muchas, muchísimas becas. En consecuencia, la generosidad a la que se refiere Peces-Barba debe circunscribirse al ámbito más íntimo porque la mayoría de los españoles, asalariados y escrupulosos contribuyentes, tenemos motivos para pedir las dos orejas y el rabo. Y ya me perdonarán la desafortunada metáfora taurina. El Banco de Santander tuvo una responsabilidad directa en la burbuja inmobiliaria que contribuyó a generar la situación que vivimos. Pero su dueño se congratula que durante este periodo de crisis ha ganado más dinero que nunca. ¿Qué es lo que no entiende don Gregorio del abucheo estudiantil? ¿ Cómo es posible que su corazón de pedigrí socialista y demócrata haya dejado de latir a la izquierda? ¿O es que nunca estuvo por ahí?

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris