Facebook Twitter Google +1     Admin

Disolver a los que reflexionan(art. de Juan Carlos Escudier en Público)

20110521120325-2011-05-20-democracia-51425.jpg

Foto: Primo Romero

Reflexionar es muy conveniente, pero si tuviéramos que hacerlo sobre los principales mensajes con el que los partidos políticos han llenado la campaña electoral, y además durante un día entero, Guantánamo nos parecería Disneylandia. El único acontecimiento que ha dado un motivo de reflexión profunda a los ciudadanos es este movimiento de desencantados con esperanza, dicho sea sin doble sentido, que desde el pasado día 15 han tomado las plazas de media España para recuperar esa oportunidad que el difunto Sábato creía perdida: la de construir una historia en la que el hombre sea el protagonista y no un nuevo condenado.

Gracias a ellos, volvemos a ser conscientes de que no somos una mercancía que pueda apilarse en un almacén a la espera de un precio más favorable, y hemos recordado que la única batalla que jamás deberíamos perder es la de la dignidad. Llevamos por tanto casi una semana reflexionando, por lo que hemos cubierto sobradamente el plazo legal establecido y nos sobra aún para hacer frente a los correspondientes intereses de demora que llevábamos acumulados de otros procesos electorales.

Esto es algo que, seguramente por las prisas, no ha tenido en cuenta la Junta Electoral Central al prohibir las concentraciones y manifestaciones de aquí al lunes 23 de mayo, ignorando que la marea humana que tanto les preocupa es en sí misma un movimiento que no pide el voto sino la reflexión sobre la condición a la que quieren reducirnos otros poderes a los que nadie ha elegido ni concurrirán nunca a unas elecciones. Exigir a los que reflexionan y hacen reflexionar a los demás que se disuelvan en grupos impares menores de tres justo el día consagrado a esa tarea es una contradicción y una soberana tontería.

Zapatero ha asegurado que, de tener 25 años, estaría acampado. Es una lástima que nos haya crecido tanto, no ya para comprobar lo mal que envejecen algunos sino para asistir al espectáculo de ver cómo se disuelve a sí mismo. Lo más alarmante es su declaración de que el Gobierno actuará con inteligencia para cumplir la prohibición de la Junta Electoral. Otra contradicción insalvable.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris