Facebook Twitter Google +1     Admin

MANITÚ SE DESCOJONA DE MARIANO

20170130095448-rajoy-lluvia.jpg
Es evidente que don Mariano Rajoy  no pasará a la historia por su fluido verbo o por sus dotes comunicativas. Lo veo más en una recopilación de los mejores momentos del humor absurdo carpetovetónico. Junto a las  archipopulares frases del gran Chiquito, aparecerán los mayores hits de Marianico. Incluso puede que acaben combinándose y en la próxima rueda de prensa Rajoy, ante una pregunta incómoda, amén de agradecer al periodista por su no insistencia (aquí ya entran las risas) acabaría llamándole fistro pecador o cobarde de la pradera. El derecho a la información seguirá siendo una mierda pero seguro que doblaba votos en las próximas elecciones. Ahí dejo la idea. Aunque lo cierto es que don Mariano no necesita emular a Chiquito para posicionar sus ocurrencias en lo más alto del cachondeo surrealista patrio. Se basta y se sobra él solito, ¡Tiene un salero el jodío!
Lo que pasa es que, llamadme paranoica, siempre me queda la amarga sensación de que somos nosotros, la ciudadanía, el objeto de sus bromas. Es como eso que dijo cuando le preguntaban por la vertiginosa subida del precio de la luz. Ya lloverá y entonces bajará la luz. La respuesta del jefe de los españoles ante el atraco a mano armada de las compañías eléctricas no es, como cabía esperar de quienes dicen velar por nuestro bienestar, un puñetazo encima de la mesa de esos vampiros. Corporaciones cuyos altos cargos ganan en dos días lo que el presidente del gobierno español en un año. Pero que tienen el corazón tan congelado como congelada está la pobre gente que no puede hacer frente a los desorbitados recibos.
Mientras Mariano practica la danza de la lluvia para salvar a las víctimas de la pobreza energética te enteras de que en Alemania se genera tanta energía alternativa que tiene que pagar a sus ciudadanos para que usen la electricidad. ¡Cosas veredes Marianico...!
El pasado 8 de mayo del 2016, un día soleado y con viente en Alemania, nació una nueva generación de energía renovable que logró suplir el consumo total del país. Esto provocó que los precios de la electricidad cayeran catastróficamente, al grado de que los usuarios comerciales casi estuvieran siendo pagados para consumirla.Se espera que para el 2050, las plantas alemanas de energía renovable puedan ser la base energética del país al 100 por ciento, e inclusive ser capaz de generar más electricidad para exportar el exceso a otros países. ¿Cómo se les queda el cuerpo?
Aquí, aire y sol no nos faltan. Pregunten en los Monegros. Sin embargo nuestro gobierno ha optado por penalizar las renovables y en los últimos años ha destruido el 40% del sector con sus políticas restrictivas. Los expertos avisan de que los países que no se suban al tren de las energías limpias se quedarán definitivamente en el andén. Desde allí verán alejarse sus oportunidades en términos de exportaciones, el liderazgo de la tecnología y puestos de trabajo que irán a otras zonas de Europa. Nuestro país era puntero en la materia. Podríamos liberarnos de las cadenas de las grandes corporaciones energéticas. Dar la vuelta a la tortilla.
Pero está claro que en Españistán las únicas vueltas que no paramos de ver son las que dan las puertas giratorias. La lista de políticos españoles "enchufados" a las eléctricas es tan larga que una ardilla podría cruzar la península rebotando sobre sus chepas.
Nombres como el de Acebes, Aznar, Aracama, Becerril, Felipe González, Borrell... figuran o han figurado en las nóminas de las grandes compañías recibiendo sustanciosos sueldos por algo que denominan "asesoría".
Mariano baila y baila, con la gracia que le caracteriza, pidiéndole a Manitú que llueva a cántaros. Fátima Báñez se lo debe estar rogando a la virgen de la cueva. Cada uno es muy libre de hacer el indio a su manera.
El caso es que entre tanto los españoles estamos secuestrados, a media luz, en un ambiente cada vez más lúgubre y lóbrego. A expensas de unos bandoleros que tocan las palmas de la grotesca danza de Mariano.
 Dicen que el país que desprecia las energías renovables se está pegando un tiro en su propio pie. Pero a Mariano eso no le importa. Siempre le quedará el otro. Aún a la pata coja, le veo capaz de marcarse una muñeira al son  de las gaitas que soplan las eléctricas.
¡Si es que le sobra talento!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris