Facebook Twitter Google +1     Admin

MUERTOS DE RISA

20170121105701-detalle-24-1132x670.jpg
Ser un bocachancla no parece a priori algo constitutivo de delito. Sin embargo, en Españistàn , puedes pisar antes la cárcel por ser un patán sin puñetera gracia que por saquear las arcas del dinero publico. No seria  de extrañar que, de aquí a poco, se creara una brigada especial contra el humor descarriado. Imagínense la escena, por ejemplo en el convite de una boda, cuando el cuñado de turno cocido hasta las cejas despliega su repertorio de chistes infumables. Una denuncia anónima y el cuerpo anti-gañanes irrumpiría en el acto llevándose, convenientemente amordazado, al interfecto.
Ya se que para algunos pueda parecer tentador. Pero criminalizar el mal gusto puede ser peligroso. Sobre todo cuando los criterios para determinar donde colocar la raya que delimita la gracieja chunga de lo punible la establecen personas a quienes extirparon el sentido del humor en el paritorio. Gente como la que ha condenado a un año de prisión al cantante de Def con Dos por unos chascarrillos deplorables que colgó en la red. Estos sesudos señores han inventado un nuevo delito. Mientras banqueros, políticos corruptos y otros facinerosos varios, como las compañías energéticas, nos roban impunemente sin palancas y de día,  se abre la veda para perseguir las chorradas que pululan en internet. 
Según la sentencia que condena al cantante la justicia debe hacer una interpretación literal de las desafortunadas palabras obviando el contexto y el sentido figurado en el que han sido lanzadas. Vale. Según esto, cuando mi abuelita me animaba de niña a recoger mi cuarto con expresiones tan pintorescas como: "O limpias o te arranco la cabeza", estaríamos hablando de una amenaza de muerte. De nada serviría que mi adorable yaya hubiera argumentado que hablaba en un sentido figurado y que no pensaba, obviamente, desmembrarme. La hipérbole irónica cortocircuita en las neuronas de estos legisladores. 
Pero eso si. Cuando la boutade sale de determinadas filas no se actúa con la misma diligencia. ¿Qué pasa con ese Jiménez Losantos  que dedicaba balas a los podemitas? ¿Acaso hablaba en un sentido figurado cuando añoraba resembrar las cunetas con sus huesos?
España es un país de mucha risa. Solo hay que tener cuidado a la hora de elegir de quien te ríes. Si lo haces de un tío que voló por los aires hace mas de cuatro décadas estás pisando mierda. Y eso que yo recuerdo que ya corrían chistes sobre su ascensión a los cielos desde el minuto uno del bombazo. Hasta la propia nieta de Carrero Blanco, con muy buen juicio, le quita sustancia al asunto explicando que la gañanerìa y la falta de tacto no debe ser considerada delito.  Igual que Irene Villa que demuestra su superioridad moral ninguneando a quienes han construido macabras bromas a costa de su persona.
Pero humoristas letales no nos faltan. Y créanlo, algunos tienen un contexto muy concreto y no hablan sentido figurado. Como los de la Fundación Francisco Franco  que son unos cachondos. Ya solo su existencia tiene guasa pero que además estén subvencionada con dineros públicos es el despiporre.
¿Y qué decir de ese alegato que han pergeñado para explicar que Franco era la antítesis de Hitler? ¡Te partes la caja oye! Es un monólogo tan diver que los muertos que siguen tirados por su divina gracia en miles de fosas inmundas se rompen los huesos de las descarnadas mandíbulas del jartón de reír.
Aquí somos especialistas en bromas macabras. Pero hay víctimas y víctimas. Y payasos homicidas que expanden su humor gore allende las redes. ¿Qué viene una ola de frio polar? Se sube el precio de la energía hasta el infinito y mas allá. Veras que risas se echan los pobres desgraciados que no puedan pagar el recibo. Y si no les hace gracia que se vayan del pueblo, como diría Gila. Que en esta tierra sobran los que no saben aguantar sus cabronadas.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris