Facebook Twitter Google +1     Admin

¡MUCHA MIERDA!

20150517112210-madrid-2055.jpg
La recuperación económica es un hecho. Aunque eso sí,  solo la disfrutan los ricos  que han visto incrementado su patrimonio más de un 9% en los últimos tres meses. Hablamos de conocidos apellidos como el de Koplowitz, Abelló, Del Pino, Palatchi o Bhavnani que invierten en las sicavs parte de sus grandes fortunas  y así consiguen pagar un 1% de impuestos de las plusvalías y rendimientos que generan. La cosa cambia bastante cuando nos referimos a la recuperación económica de la clase trabajadora. Aunque los ricos son ahora más ricos (en gran medida gracias a los múltiples sacrificios impuestos a los curritos), ya han manifestado su escasa predisposición a subir los salarios. Exactamente entre el menos infinito y un 1%, han matizado jocosos los líderes de los patronos. Unos festival del humor que son estos de la CEOE.
A pocos días de la cita con las urnas, aumenta el número de espontáneos en el club de la comedia bufa nacional. Los candidatos besan aterrorizadas criaturas, montan en bici con corbata y sin pericia, bailan al son que se tercia, cantan chotis... Un despliegue de actividades esperpénticas destinadas a edulcorar la figura del candidato cara al electorado más palurdo. ¿Ves qué maja la Espe, vestida de chulapa el día de San Isidro ? ¡Para que luego digan que no le gusta el roce con el pueblo! Pero si hasta se patean los mercadillos revolviendo los puestos de bragas (sin comprar ninguna, evidentemente) para mostrar su talante campechano. 
Otras, como la presidenta aragonesa Luisa Fernanda Rudi, son más sobrias en sus interpretaciones-intervenciones de campaña. A Luisa Fernanda los baños de populacho le provocan urticaria. Ella prefiere guardar las distancias y hacer su numerito delante de los medios. Es más aséptico. Pero a la definitiva, acaba contando los mismos chistes malos. Que la recuperación económica y su buena gestión están logrando que Aragón vaya como un tiro. Un tiro en la nuca de los colectivos de trabajadores que durante su mandato tuvimos que movilizarnos para defender nuestros más elementales derechos y que solo obtuvimos de la presidenta su frígida indiferencia. 
El pretendiente pepero a la alcaldía, Eloy Suárez, alerta a los zaragozanos sobre lo malo malísimo que sería votar a la candidatura de "Zaragoza en Común".  Describe la formación como un combinado de grupos radicales afines al mundo terrorista. Algo así como el "Comando Almogavar" pero con cuernos y tridente. Es otra faceta de este show. Demonizar al contrincante, sembrar el miedo y la desconfianza. Como si la gestión de los partidos tradicionales no hubieran acarreado bastante miedo, terror diría yo, y desconfianza entre la ciudadanía.
Este es un país de actores, malos la mayoría. De cómicos chungos que se ríen de nosotros y fantoches que quieren asustarnos con cuentos de viejas. 
El público, o el electorado, sabe que están interpretando una gran farsa. Algunos pateamos desde el gallinero. Otros siguen fascinados por la misma función pese a la pésima calidad de los interpretes, la sordidez del argumento y el fatal y previsible desenlace. 
En el mundo del espectáculo es habitual desear mucha mierda a los actores. Yo quiero hacerlo extensivo a ese personal aborregado que se rompe los nudillos aplaudiendo tan nefastas representaciones . Al final, ellos son los responsables de que no cambie nada y esta troupe de payasos perversos se nos siga descojonando. Por eso, ¡Mucha mierda para todos! 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris