Facebook Twitter Google +1     Admin

ÍNTIMAMENTE ESTAFADOS

20131214110343-1386014408-534344-1386014464-noticia-normal.jpgSe abre el telón. Aparece una España grotesca que provoca carcajadas simuladas y puñaladas traperas diferidas. Un correo de Blesa toma la palabra: ¿Qué hay de lo mío?- Presuntamente, lo remite un marido que reclama se le condone la hipoteca-  Ya que estás con mi señora... Parece que no es el único e-mail que sugiere que el señor Blesa utilizaba el derecho de pernada para perdonar algunas deudas contraídas con su banco. La justicia (o lo que queda de ella después de quitar de en medio al juez que instruía el caso) dice que es correspondencia íntima. Cuestión de matices. Verdad es que revela la íntima naturaleza del personaje. Carroña humana. Pero lo que relatan son delitos que atañen a la opinión pública, la paganini de todos sus desfases. Correos íntimos. Intimidades cruzadas entre alimañas que se regodean de su estafa. Amat  comunica a Blesa el éxito que están teniendo las preferentes. 1.300 millones de euros "colocados" el primer día. Respuesta del ex-presidente de Caja Madrid: "¡Qué bárbaro!, y eso que habíamos engañado a los clientes" Correos que hablan de amistades íntimas. Como la que mantenía con otro pro-hombre de la patría, ex-líder de nuestra gloriosa patronal y actualmente convicto por su afición a ser amigo de lo ajeno. Díaz Ferrán recibía préstamos que no debía devolver. ¿Para qué? Se añadieron a la cuenta interminable que tiene que abonar la ciudadanía. Total, el chocolate del loro comparado con la estafa global que nos obligan a tragar como ricino. Risas amargas entre el público que asistimos a la tragicomedia desde la platea. Patadas y abucheos. Los correos demuestran que en el 2006, Blesa ya sabía que los clientes perderían su dinero. Pero eso no le frenó. Siguió timando a la gente desde la intimidad de su psicopatía delictiva. El juez Silva, otro cazador de licántropos que resultó cazado por la jauría, declara: En cualquier país del mundo, Blesa estaría en la cárcel. La España canija y revenida que ahora llena el escenario se parte la caja. Se nos descojona en directo y diferido. Baja el telón. Y aquí nunca pasa nada.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris