Facebook Twitter Google +1     Admin

¿LOS ESPAÑOLES SOMOS GILIPOLLAS?

20131210101246-1386353226-977883-1386353308-noticia-normal.jpg
Del nutrido ramillete de humoristas chabacanos y socarrones que gobiernan España, hay un capullo en flor que destaca por su insolente verborrea. El ministro Montoro es un tipo sin pudor. No se corta un pelo en negar la mayor respecto a la "purga" que ha descabezado a más de 320 cargos de Hacienda en los últimos dos años. Su explicación sobre la normalidad de la lluvia de ceses y dimisiones en la agencia, precisamente entre quienes investigaban a la familia real y a los grandes defraudadores, solo puede deberse a una razón: Nos toman por gilipollas. El ministro que se pone chulico y amenaza a los periodistas con una inspección sorpresa o sugiere investigar como fraude el dinero que se regala a los novios en las bodas, es el mismo que puso en marcha una amnistía fiscal que solo benefició a unos cuantos chorizos respetables. Mientras Montoro raja los colchones de la desangrada ciudadanía buscando cualquier indicio fraudulento, pone puente de plata a los evasores y defraudadores de postín. No olvidemos que el 73% del fraude fiscal se lo debemos a las grandes empresas.Pero en algo estoy de acuerdo con don Cristobal, esta "purga" no es ideológica. Responde a otro patrón delictivo, más propio de la Mafia, en el que todos los miembros cuidan de la prosperidad de la "familia". Si alguien estorba en sus negocios, intentan hacer que parezca un accidente. O una renovación supermegalógica de cargos. Menos mal que luego el ministro lo arregló con unas declaraciones muy reveladoras (sobre todo de lo mucho que le cuesta no revelar su subconsciente): En el 2015 volverá a ganar el PP porque los mercados no son gilipollas. Está claro para quién trabaja este pavo. Y no es para los españolitos que votaron su programa fantasma en 2011. Éstos solo fueron tontos útiles para alcanzar el poder y servir a los intereses de sus verdaderos amos. Esos mercados que son de todo menos gilipollas.
La cuestión es averiguar si, como cree Montoro, los españoles somos gilipollas. Pero eso lo sabremos en las próximas elecciones. De momento, nos tratan como a tales.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris