Facebook Twitter Google +1     Admin

HASTA LOS MISMÍSIMOS

20130916105607-los-monos-de-negro.gif
La dura lucha por la supervivencia en una sociedad deshumanizada que inculca la filosofía del "sálvese quién pueda" nos impide prestar atención al retroceso en otras cuestiones esenciales para la tan cacareada evolución del ser humano. La economía le ha dado un tremendo culetazo al sentimiento ecologista para desplazarlo fuera de los focos. Con seis millones de parados (unos cuantos menos descontando los que ya se han visto obligados a emigrar), la preservación del hábitat queda relegada, archivada en el cajón de los asuntos pendientes. Aún más, se utiliza el desempleo como justificación de la depredación medioambiental y de la crueldad hacia los demás animales.
 En Aragón se especula con la posibilidad de introducir el "fracking" en nuestros Monegros. Total, para lo que hay que dañar en este erial- puede pensar el gobierno aragonés. La sensibilidad que ha demostrado la DGA hacia estas tierras es similar a la de una ameba. Recuerden Gran Scala. El impacto medioambiental de este proyecto frustrado habría tenido consecuencias medioambientales muy graves pero, las de la práctica del "fracking", pueden ser letales.El procedimiento consiste en la perforación del terreno y la inyección a presión de un fluido compuesto por agua, arena y 600 productos químicos (algunos desconocidos puesto que las empresas se niegan a declararlos bajo "secreto comercial") con el objeto de fracturar el subsuelo rocoso y tratar de extraer gas o petróleo. Los graves daños en el entorno (agua, flora y fauna) y en la salud de los habitantes ya se están demostrando en países como Norteamérica. Pero en España no somos dados a escarmentar en cabeza ajena. ¿Qué importa que el gas metano se filtre por nuestros acuíferos envenándolo todo si se pueden sacar unas "perricas"? No hay que ser tan tiquismiquis en estos tiempos de crisis. Entre ésto y la actitud que partidos como PP, PSOE y UPyD han demostrado con su postura acerca del Toro de La Vega, me sumo a la cita que pronunció recientemente Cayo Lara. ¡Hasta los mismísimos me tiene estos monos parlantes que dicen que nos representan!. Su visión cortoplacista y la falta de compromiso con la propia especie (y por supuesto con todas las demás) está destruyendo nuestro soporte vital. Pero además, cuando alientan crímenes sangrientos de otras bestias, como el Toro de La Vega, animan al instinto más bajo y ruin del mono erectus. La tortura y asesinato como fiesta. Personalmente, reniego de cualquier político que apruebe estas prácticas. Ningún animal atenta así contra su medio ni disfruta matando sádicamente a otra criatura. Me aterroriza pensar que seres tan feroces e involucionados dirigen nuestras vidas. Aunque ésto explica muchas cosas. Así nos va. 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris