Facebook Twitter Google +1     Admin

RODEADOS POR EL FUEGO

20130425203657-planeta-tierra-rodeado-por-fuego-800x600.jpg

Horas antes de escribir estas líneas, un hombre de sesenta y cinco años ha intentado quemarse a lo bonzo cerca de mi casa. Protestaba así porque le habían quitado unas ayudas y con su miserable paga apenas puede pagar la medicación oncológica que precisa. Ahora está en un pabellón psiquiátrico, detenido por las amenazas e insultos proferidos a los funcionarios del IASS (Instituto aragonés de servicios sociales) durante su intento de suicidio. La historia te deja sabor amargo, de cenizas. Le salvaron de las llamas pero, ¿le sacarán del infierno?
Un infierno compartido por millones de ciudadanos que se sienten rodeados por el fuego. Como los 6. 202. 700 parados declarados que deambulan por el averno de la desesperación.
Igual que las personas que están llegando ahora mismo a las puertas del Congreso. Pequeñas lenguas de fuego que sin duda serán alimentadas por la calorífica leña de los antidisturbios. 1.400 agentes para controlar a poco menos de cuatrocientos manifestantes. ¿Piensan sacarlos a hombros? Con un gobierno pirómano la cosa se está poniendo al rojo vivo. El viernes, volverán a rociar nuestras existencias con su gasolina. Son insaciables, insensibles. Se creen ignífugos. Olvidan que muchas revoluciones nacieron por la combustión espontánea que brotó del sufrimiento de la gente. Nuestros mandamases continúan repartiendo llamaradas. Dicen por ahí que, quien con fuego juega, tarde o temprano acaba "chamuscaó". Que sea temprano por favor. A ser posible, antes de que toda España se convierta en un horno crematorio. Antes de que arrojen a la hoguera los últimos sarmientos de esperanza.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris