Facebook Twitter Google +1     Admin

EL RESPLANDOR DE RAJOY

20130404200016-rajoy.jpg
Estoy confusa. Creía que tenía calados a Rajoy y sus mariachis/as. Grosso modo, sin entrar en menuceles escabrosas o corruptas, los consideraba una cuadrilla de frikies incapaces. Un surtido bestiario ministerial que recogía lo más casposo y fetén de la derecha ubérrimoliberal. Pero el otro día (observando al presidente dirigirse al país desde una pecera de plasma) fui testigo, en diferido eso sí, de una revelación mariana. Rajoy, poseso por un espíritu entre Bernardette y la niña de la curva, tuvo una visión sobre nuestro futuro patrio.
En el 2014 nuestra economía crecerá como la espuma de un buen champán gabacho y los trabajos colgarán de los árboles cual frutos carnosos y abundantes. Hasta las riadas serán de miel y leche en ese empalagoso horizonte de felicidad que describe don Mariano.
Es verdad que hay sobrados indicios que siembran razonables dudas sobre que, en menos de ocho meses, este país esté en condiciones de superar ni una triste gripe. El irreductible proceso de desguace del estado de bienestar, la destrucción de la cantidad y calidad del empleo y la desprotección ciudadana generalizada son resultado de sus erráticas políticas, no de las siete plagas de Egipto. Por eso (y porque aún queda por ahí mucho rojo descreído) no podemos posar nuestros indignados corazones para contagiarnos del superpoder del presidente. No dudo de la autenticidad del arrebatado éxtasis mariano. Tiene que ser hombre de mucha fe. Para que su predicción se cumpla, hace falta un milagro de los gordos y de momento del cielo nos llueven clavos. Pero oye, a cada uno lo suyo. Y mentir con ese aplomo a lo Anne Germain, intentando a la par controlar el tic del ojo, podría considerarse como algo parecido a un don.
Un inquietante y desagradable "resplandor".

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris