Facebook Twitter Google +1     Admin

ESCRACHE INSTITUCIONAL

20130326111223-131002-torero.jpg
"Escrache" es una palabra de origen argentino que está relacionada con la presión ejercida por los movimientos sociales. El PP estudia la posibilidad de querellarse con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) acusándoles por una práctica que califican de acoso a los diputados. Cristina Cifuentes o González Pons van un paso más allá. Vinculan este tipo de activismo con el de la kale borroka de ETA. Según la delegada del gobierno se trata de una estrategia radical guiada por oscuros intereses que no dudan en emplear la violencia y la coacción. ¿Perdón? ¿de qué estábamos hablando? ¡Ah sí!, de escrache. Que según la definición de la propia Cifuentes encaja como un guante con la violenta coacción que sufren las familias desahuciadas a causa de los oscuros intereses de la banca. El escrache o acoso al que se ven sometidos los que no pueden hacer frente al pago de sus viviendas no se resuelve colocando un cobrador del frac detrás de cada moroso. Esa sería la versión light de los escraches. Más o menos, lo que hace el PAH con los diputados. Han decidido convertirse en su sombra para recordarles la deuda que mantienen con los ciudadanos. No tiran cócteles molotov ni queman autobuses. Son la memoria viva y solidaria de una injusticia social que deja muchas víctimas. Una presencia molesta que violenta sobremanera a sus señorías.
Hay otra modalidad de escrache que se ajusta más a esa violencia extrema que el Partido Popular achaca a los activistas del PAH. Es la que vemos sufrir a los que se atrincheran dentro de sus casas acosados por una legión de policías que no dudarán en sacarles a rastras delante de sus hijos. Es el escrache institucional que no mata a bombazos pero que induce al suicidio de la gente a la que previamente se le embarga toda la esperanza. Escrache del duro. Como el que emplea este gobierno con los jóvenes, los jubilados, los funcionarios, con los parados, con los trabajadores. Escrache contra nuestro derecho a la salud y a la educación. Escrache contra el derecho a la manifestación y la libertad de expresión a fuerza de represión y cargas policiales. Eso sí que es escrache radical de categoria.
Lo otro, lo que les inquieta tanto para querellarse contra el PAH, se llama democracia participativa. ¿No será eso lo que de verdad les acojona?

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris