Facebook Twitter Google +1     Admin

SUBTITULOS INTERACTIVOS


Corre por la red un video de youtube en el que Sheldon Adelson (el promotor de Eurovegas) aparece siendo entrevistado. La conversación se desarrolla en inglés y está subtitulada en castellano.
En los subtitulos, que no corresponden a la traducción real, el autor ha hecho un espléndido ejercicio de alquimia. Ha pasado de las palabras del vendedor de humo para interpretar directamente sus pensamientos. Los subtitulos de míster Adelson describen lo que piensa, no lo que habla. Cosas que jamás se atrevería a decir en público. Estos subtitulos nos cuentan una verdad (o una versión libre muy certera) que escuece un poco. El subtitulador de Adelson explica los motivos de la elección de España para levantar Eurovegas. Los españoles no salimos bien parados. Pero de ahí viene el escozor: a la hora de reconocernos en esa caricatura que dibuja una España analfabeta y sin agallas. Con una clase obrera desclasada y pusilánime. Capaces de tragarnos cualquier cosa, hasta el capitalismo. Sería bonito que cada vez que uno de estos trileros intentara dárnosla con queso le nacieran en la barriga unos subtitulos delatando sus verdaderas intenciones. No puedo imaginar el lío que sería subtitular, por ejemplo, la rocambolesca explicación del despido en diferido de Barcenas. Pero es que, después de escuchar y ver a la Cospe en su todo su manifiesto esplendor, ¿hay alguien que aún necesita subtitulos para saber que mentía? ¿Necesitábamos que subtitularan a Rajoy para saber que mentía cuando dijo que la dación en pago no era posible? ¿O a Fátima Báñez con eso de que la desaceleración en la pérdida del empleo era un dato positivo avalado por la virgen del rocío? ¿Es que somos idiotas? Porque si necesitamos subtitulos para entender obviedades como éstas, estamos apañados. Y eso parece. Puesto que un tipo como Adelson, digno representante del capitalismo más salvaje y bucanero, ha elegido nuestro país para sus trapicheos y las autoridades ponen alfombra roja a sus deseos. Se cambian las leyes, le prometen exenciones fiscales, le regalan directamente el suelo... A cambio mister Sheldon podrá explotar laboralmente a nuestros compatriotas en su paraíso al márgen de las normas laborales y los molestos sindicatos.
Si todavía no lo tenemos claro con la evidencia que rezuma ante nuestras propias narices, necesitaremos otro tipo de subtitulos: Subtitulos interactivos. Para los más duritos. Esos que prefieren tragarse cualquier cosa para no tener que enfrentarse a su mentirosa vida de verdades. Una colleja virtual y dolorosa sería más eficaz que los subtitulos. Igual espabilaban.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris