Facebook Twitter Google +1     Admin

LA SANIDAD SE DEFIENDE

20121127103241-1353951230-452899-1353951285-noticia-normal.jpg
Con el Nuevo Régimen anunciado por el ministro Gallardón (fruto de un lapsus o de una declaración explícita, vaya usted a saber) se esclarecen las dudas sobre la deriva de nuestra sociedad. En este nuevo orden no hay lugar para la justicia. La educación y la sanidad se convierten en privilegios pecuniarios y el trabajo pasa a ser un bien escaso que requiere aceptar el estatus de esclavo para poder acceder a él. Grilletes, miseria, enfermedad e ignorancia serán los signos de los tiempos de la refundada barbarie capitalista. La bestia se revuelve, quizás al vislumbrar su agonía, y pretende arrastrar cualquier vestigio de civilización y progreso en su caída libre.
Ante una ofensiva tan brutal solo caben dos opciones: Sucumbir y aceptar un futuro emponzoñado para nosotros y nuestra descendencia o defender a cara perro los derechos y libertades que se están aniquilando. Un clásico, susto o muerte. Yo soy de los que escogen susto (la muerte ya la tengo segura desde que me alumbraron). Además, superado el primer escalofrío, el cuerpo se te va volviendo inmune al susto. Y el miedo es sustituido por la mala leche que se te apodera cuando ves como saquean el estado enmascarados en su crisis-estafa.
El desguace y privatización de la sanidad es un negocio lucrativo para los depredadores neocon. Su oportunidad de pelotazo post-ladrillo. Con el gobierno popular se ha abierto la veda de la sanidad pública. Sus compadres pueden practicar el tiro libre y cobrarse suculentas piezas en los confortables cotos sanitarios que les ponen en bandeja. Pero a cada cerdo (o dragón ultraliberal) le llega su san martín (o san jorge particular). Y a este monstruo antropófago le están saliendo muchos voluntarios para cortarle las alas. Los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública no pensamos rehuir la contienda. Nuestros empleos y la salud de la gente son suficiente acicate para que vayamos afilando la punta de la lanza. La sanidad se defiende y... contraataca. ¡Que se prepare la Bestia!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris