Facebook Twitter Google +1     Admin

UN BUEN DÍA PARA MORIR

20121119171242-743511245054896.jpg

 

 


Hay días,

(uno cualquiera

como puede ser hoy),

en los que anhelo el frío de la noche eterna.

Días en los que,

sin desencadenantes o tragedias,

la tierra se me ofrece en carne muerta

como una amante mansa y duradera.

 

Embriagada de vida,

hastiada de amar y ser amada,

busco sus negros labios de ramera,

sus muslos cadavéricos,

para abrazar como una enredadera

el vacío lujurioso de su nada.

 

 

 

 

 

19/11/2012 17:12 ana cuevas pascual #. poesía

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris