Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS DE ENFRENTE

20120922114142-1342797172-338257-1342797254-noticia-normal.jpg
Traspasando la última frontera de los valores que nos hacen humanos, existe un territorio hostil para la especie donde habita la corriente ultraliberal. Está poblado por seres perversos que entienden el mundo como un botín, más o menos sangriento, según convenga a los intereses del mercado. Especímenes crueles que anteponen el dinero a las personas. Almas sin alma que desechan la compasión porque no cotiza en bolsa. Que ven en los derechos laborales o sociales un obstáculo a sus depredadoras intenciones. Una rémora moral que han decidido eliminar.
Son esos que Miguel Hernández llamaba "los de enfrente". Una raza antigua que se hace cada vez más poderosa en nuestros días, en gran parte, gracias a una crisis financiera generada por la liberalización de sus propias doctrinas. Personajes cínicos que destilan crueldad y desprecio contra los más humildes. Gentuza como el candidato republicano Romney, que ha sido pillado desnudando coloquialmente su ponzoña interior. Abjurando de ese hatajo de vagos y menesterosos (la mitad de los estadounidenses más o menos, según sus mismas palabras) que se creen con derecho a la vivienda, un salario digno o comer todos los días. El mismo discurso de las "mamandurrias" que salía por la boquita de la emérita y laureada lideresa Esperanza Aguirre. Panteras deseosas de un mundo siempre hambriento. Así son ellos. Con una sociedad amedrentada por la pobreza es sencillo imponer su filosofía de selección natural. Porque no hay nada más natural para estos ultras que explotar o desechar a los individuos que vayan cayendo en la gigantesca bolsa de miseria que están preparando. Los desahuciados, los discapacitados, los parados... todos son lacras para el Nuevo Orden. Las aspiraciones a una educación y sanidad públicas, veleidades utópicas que piensan fulminar. Los que queden en pie tras esta criba, compondrán un excelente mercado de acojonados esclavos dispuestos a trabajar sin derechos por el salario del hambre. Por ejemplo, en Eurovegas o en cualquier otro de los delirantes proyectos que perpetran tan divinamente los neoliberales.
Ellos, los de enfrente, nos prefieren indolentes al sufrimiento del prójimo. Potencian un mundo insolidario y competitivo donde prolifere la injusticia. Rechazan al animal humano. Quieren volvernos fieras.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris