Facebook Twitter Google +1     Admin

CARNE QUEMADA

20120829185549-1343236231-988176-1343236321-noticia-normal.jpg
En los años 80- inspirados por las heroicas gestas de los activistas de Greenpeace- un grupo de personas decidimos montar nuestro propio Greenpeace local con cachirulo. Así nació "Ecofontaneros". Una agencia aragonesa de servicios ecológicos comprometida con la defensa del patrimonio medioambiental. Por aquellos años, se proyectaba construir una macro-urbanización en el Moncayo. Estábamos en pleno boom del ladrillo. Si a ésto añadimos que declararse ecologista en esa época, era como confesar ser portador de una enfermedad venérea...la cosa pintaba mal para la causa. Aún así, impermeables al desánimo, mis colegas y yo dedicamos nuestra primera acción a la defensa del Moncayo. Dicho y hecho. Cavamos cinco agujeros en la entrada de las obras y allí nos introdujimos cinco mendas. Después, nos arrojaron tonelada y media de cemento rápido por encima para rellenar los huecos. Así nos quedamos, enterrados hasta la cintura en hormigón durante casi 24 horas. De ello dan fe las cicatrices que adornan mis piernas desde entonces. Esta fue la primera de muchas acciones-denuncia que ayudaron a sensibilizar la conciencia de los aragoneses sobre la necesidad de proteger los frágiles ecosistemas de esta tierra. El resultado (la ampliación y reclasificación del Parque natural del Moncayo) fué el triunfo de una sociedad civil movilizada para evitar la destrucción de nuestra herencia natural. La misma que hoy se ve amenazada con ser pasto de las llamas. El Moncayo arde, como arden ahora mismo Robledo o Valquemada en la comunidad madrileña. Con fecha de 5 de agosto del 2012, se contabilizaba una superficie vegetal abrasada de 132.299 hectáreas en todo el territorio español. Y ya ven que la catástrofe suma y sigue. Es más, los recortes en prevención y extinción de incendios presagian un futuro calcinado para nuestras reservas naturales. Ergo, también para nosotros. En días como hoy, la carne quemada de mis cicatrices cobra vida. Supongo que quiere recordarme que la defensa del Moncayo, de todos los Moncayos, continúa. Ahora más que nunca.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: eduardo

siento tus cicatrices..dentro de lo posible,,,y admiro tu persona ,te mando un beso...

Fecha: 29/08/2012 19:23.


gravatar.comAutor: Angel

Hoy día, tras 20 años la urbanización sigue en pie, las personas que la habitamos respetamos la naturaleza y conocemos el entorno del Moncayo mas que otros que nunca han estado allí. Las personas que subieron a protestar apoyando a un alcalde de Alianza Popular, Juan Melero (el cual llego a decir "el Moncayo es mio") simularon un enterramiento para acaparar la prensa y su protagonismo personal. La urbanización ha dado mas vida a la zona y se ha integrado en el entorno. Pasando de ser unas rastrojeras roturadas en la posguerra, a ser un espacio con todo tipo de especies vegetales donde prolifera la fauna. Como Técnico Superior en Organización de los Recursos Naturales y Paisajisticos, comento que la ampliación del Parque ya estaba en estudio desde un principio independientemente de la construcción de la urbanización.
Tristemente, mucha gente que participo en las protestas en contra de la urbanización haciendo caso a la llamada de los ecofontaneros no conocían ese entorno concreto.

Fecha: 10/07/2013 19:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris