Facebook Twitter Google +1     Admin

DISFUNCIONES ANACRÓNICAS

20120102114148-2011-12-25-y26.jpg

Cuando de niña leía esas novelas de caballeros que combatían a muerte para mayor gloria de un monarca, en mi naturaleza ácrata las campanas de alarma tocaban a rebato. Ya por aquel entonces me causaba estupor que los personajes nobles y valientes que poblaban mis lecturas, rindieran pleitesía a reyezuelos insensibles al sufrimiento de su pueblo. Más, cuando el único mérito para enroscarse una corona era descender por vía consanguinea de alguna funesta saga. Pero podía achacarse al oscurantismo de otras épocas en las que, dios y el trono, se retroalimentaban mutuamente para someter a unas masas incultas y asustadas. El problema surge porque, en los modernos tiempos que vivimos, los ciudadanos del mundo seguimos alimentando linajes y dinastías. La norcoreana es un claro y aterrador ejemplo de estas disfunciones anacrónicas. El pasmado Kim Jong hereda el férreo imperio de papá por el derecho que le da compartir su cariotipo. La crueldad, como el cargo, se le suponen como parte de su dote genética. Aunque ustedes me dirán que estamos hablando de una terrible dictadura y que ésto no es extrapolable a las democracias occidentales. Y tendrán razón solo en parte. Porque si bien es verdad que los mecanismos democráticos delimitan las funciones de la monarquía, no me negarán que su prevalencia no deja de ser un anacronismo muy caro de dudosa utilidad. La sangre continúa siendo el pasaporte para acceder a unos privilegios medievales que costeamos los plebeyos. En nochebuena, Juán Carlos dijo que la ley debía ser igual para todos. Olvidaba el monarca que su propia inmunidad es incuestionable por legado borbónico. Circunstancia por la que nadie le exigirá responsabilidades por no haber denunciado las "poco ejemplares" prácticas de su yerno que, al parecer, no desconocía. Iguales sí. Pero igual que en la Edad Media, le faltó añadir.
Como decía Mel Brooks en la película "La loca Historia del mundo": ¡Es bueno ser rey!. Aún sigue siéndolo. Sino que se le pregunten a Su Alteza.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: Rosario Giménez

Acabo de descubrir tu blog y veo que tenemos opiniones semejantes respecto al laicismo, franquismo, etc. Te doy la enhorabuena por expresar lo que much@s pensamos y nos "indigna" no poder decir, aún, en cualquier ámbito de la vida.
Te doy mi voto para el concorso del 20minutos y ójala te salga bien.
Gracias.
Rosario Giménez
http://antiguoscafesdemadrid.blogspot.com

Fecha: 02/01/2012 14:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris