Facebook Twitter Google +1     Admin

SOMOS EL SER QUE SE CRECE (15-O)

20111015113732-capitalismo-21.jpg

Estimadas sanguijuelas: Este 15 de octubre escribo con la certeza de que un mundo nuevo se está echado a andar. Señores de Wall Street, tiburones y vampiros del planeta, hoy me dirijo a ustedes para prevenirles. Recojan sus miserables excrecencias. Dilúyanse por las cloacas y ratoneras de emergencia que mandaron construir por si la cosa se ponía fea. A partir de este día empieza el ocaso de su dictadura. Como un solo ser, los ciudadanos del mundo hemos decidido rebelarnos. Dejar de escuchar los cuentos chinos con los que nos amodorraban. Sentirnos poderosos contra la impotencia.
Valientes frente al miedo. Libres a pesar de sus cadenas.
¿Quieren saber por quién doblan las campanas? Les garantizo que lo hacen por ustedes. Por la muerte anunciada del fascismo financiero. Los hombres y mujeres libres del planeta tocamos a rebato para acallar el murmullo de vuestras amenazas. Para llenar de armonías esa vida hostil e indigna a la que nos habéis avocado. En realidad, no todo está tan bien atado. No contábais con nuestra resistencia. Estábais tan ebrios de ambición que desestimásteis que hubiera reacciones al expolio. Pensábais que nos habíais convencido de que era mejor someternos como corderitos al estupro mundial. Que íbamos a tragarnos la voz y la palabra  mientras sodomizábais la esperanza.
Tenéis que entender que ésta es vuestra crisis. El untuoso funeral de un sistema inhumano que ya nació cadáver. Que no ofrece otra cosa que la podredumbre de las macilentas carnes de los banqueros y su coro de sombras.
Nos hemos hecho fuertes. Aunque la tierra que pisamos ha sido abonada con injusticia, represión, manipulación y violencia crecemos exponencialmente. Desde Japón hasta Australia, pasando por EEUU, España o los países arabes un ejercito de espigados humanos se levanta para combatir el absurdo destino al que habéis condenado a nuestra especie.
Hoy empieza el ardiente amanecer de un mundo nuevo en el que no tenéis cabida. Así es que arrastraos hasta vuestras madrigueras. Quitáos de en medio, aún estáis a tiempo. Somos el ser que crece y que se despereza. Somos la magia blanca que anulará el fatal embrujo de vuestra magia negra. Somos legión. No perdonamos ni olvidamos a nuestros enemigos. Todavía podéis cambiar de bando.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris