Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPAÑA ATRAPADA EN LOS ESPEJOS CÓNCAVOS

20111005194358-baile.jpg

La anciana duquesa baila descalza el día de su boda entre los vítores y cantos rocieros de la grotesca muchedumbre que le aclama. Sus labios hinchados por el bótox (tanto como los bolsillos de los indemnizados directivos de Novacaixa) esbozan algo parecido a una sonrisa. Si la imagen no se viera reflejada en una luna cóncava percibiríamos que se trata de una mueca de desprecio dedicada a los desgraciados jornaleros que no palmean el titubeante balanceo de sus aristocráticas y artríticas caderas.

 Pero España es así, otra vez así, eternamente así. Una sucesión de personajes deformados en las púpilas abolladas de un pueblo acostumbrado al esperpento. "El Callejón del Gato" aparece en cada esquina de estas tierras. Ora en Sevilla, con el carnaval de las nupcias peri-morten de la más grande titulada de la patria. Ora en Murcia, donde la empresa "El Ciruelo" se pasa por el ídem la integridad de sus trabajadoras colgándoles del cuello un cartelito para acceder al aseo.
 Indignados, los sindicalistas de "El Ciruelo" defienden la política de empresa en un comunicado cóncavo, convexo, deforme y deformado. En el mismo, un Comité de caricatos sindicales excusan el consenso, pactado humanitariamente con los amos, para habilitar el protocolo por el que las operarias pueden hacer uso del retrete. ¿De qué se quejan estas díscolas mujeres? Solo se les penaliza con media hora de descuento en sus escualidos sueldos si superan en cinco minutos el momento de aliviarse. ¿No sería peor obligarles a utilizar pañales para adultos para no reducir la productividad de la empresa?
 ¡Cuánta ingratitud! Que sigan enredando y ya verán lo que pasa en el próximo convenio. Al obrero, ya se sabe, le das un dedo... Y es que la chusma distorsiona la realidad y no acepta el sacrificio que le toca para levantar el país de la miseria. Solo podemos ver las dislocadas caras de doña Cayetana, Fernández Ordóñez y el resto de piratas, fantoches y canallas que se nos descojonan desde el lado anverso del espejo.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris