Facebook Twitter Google +1     Admin

MIENTRAS EL PLANETA GRITA

20110807103920-24-07.jpg

Las sirenas de alarma que atronan a nuestro alrededor nos impiden oir los gritos de la Tierra. Hay mucho ruido, demasiado. Ruido de sables que se baten en un escenario que agoniza. Un ensordecedor estruendo provocado por el derrumbe de un sistema dispuesto a morir matando.
La gravedad de la crisis ha logrado que el ecologismo haya pasado al trastero de las buenas intenciones. Los partidos apenas incorporan en sus programas medidas concretas contra la otra gran crisis, la medioambiental. Como si la supervivencia de nuestro entorno no fuera un tema relevante. Formaciones como EQUO,  que podrían aglutinar el voto ecologista perfectamente compatible con una izquierda comprometida y progresista, se encuentran con zancadillas como la Ley Orgánica de Régimen Electoral General. La muy oportunamente recien aprobada LOREG, incorpora una serie de trabas que dificultará que grupos políticos, sin representación parlamentaria previa, concurran a las urnas. Para poder hacerlo deberán recoger el 0,1% de las firmas de las personas con derecho a voto en cada una de las circunscripciones por las que se quieran presentar. Una medida anti-democrática que va en contra del pluralismo y diversidad ideológica que reclaman una democracia y una ciudadanía concienciada. Si añadimos el hecho de que las elecciones son el 20-N y aún no se saben los mecanismos para validar las firmas, se transformá en una misión imposible. La Naturaleza vuelve a perder en los juegos de guerra en los que andamos enredados los humanos. Aparcamos la urgencia de acudir a su auxilio porque andamos mareados con la resaca financiera. Nos cuesta entender que ponernos de su parte, de parte del Planeta, es ponernos de la nuestra.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris