Facebook Twitter Google +1     Admin

SOLO QUIEN AMA VUELA

20100911164515-gif016.gif

Mientras camino mentalmente con mis compañeros por las proximidades de Orleans, la rutina cotidiana intenta robarme la cartera y en un descuido, a ser posible, el alma.  Si te acostumbras a morir todos los días, aunque sea solo un poco, es que ya estás muerto. Y queda toda una eternidad para ser un fiambre. De eso nos vamos a "jartar", podéis estar seguros.
Pues por eso, porque estoy viva y coleando, no me resigno a un destino impropio para los seres humanos libres. A dejar una herencia de sumisión y muerte a nuestros hijos. Un planeta exanguinado de recursos, donde la supervivencia se convierta en una competición entre iguales por disputarnos los despojos que nos arrojan desde sus opulentas mesas los Mercaderes.
Los que entienden la vida como un botín sangriento están dispuestos a emplear toda la artillería. De momento solo nos están enseñando las garras y los dientes. Como en el mundo animal, estas fieras nos acechan para asegurarse de la debilidad de la presa que han escogido, con el fin de seguir abasteciendo su pantagruélico banquete.

¡ Pues seamos animales !. Afilemos nuestros espolones y colmillos paras exhibirlos con orgullo delante de los depredadores. Hagámosles saber que somos muy indigestos. Que se están equivocando de comida.
 
Nosotros no podemos ser ellos, como decía Hernández. Pero podemos mostrarnos tan poderosos como cualquier bestia que pretenda intimidarnos.
Porque los que amamos la vida y la libertad tenemos un don del que carecen esos tipos: Nosotros podemos volar. Que se vayan enterando.
Y remontamos los cielos, desde los avernos en los que intentan confinarnos, para poder ampliar la perspectiva de las cosas.
Aviso: Esta cualidad no debe buscarse en las inmediaciones de la bolsa de Wall Street ni en las catacumbas políticas donde se cuecen los intereses de los verdaderos amos del mundo.

Solo los que aspiramos a un mundo más justo y a la medida de las mujeres y los hombres libres, podemos hacerlo. Y cada vez somos más. Demasiados soñadores peripatéticos planeando a la vez sobre la cabeza de "los malos". Somos sus pájaros de mal agüero.
Las palomas mensajeras que transportan una declaración de intenciones y principios. Que les avisan que vamos a plantar cara y que somos millones en el mundo. Un infinito escuadrón a favor de la vida.
 
Ahora debemos ir tejiendo los contactos. Participaremos en todas las  manifestaciones que nos encontremos en el camino contra la política neoliberal e inhumana de Sarkozy. 
  Transformando la lucha de clases en un movimiento social de vocación internacional, pero sin olvidar las tareas domésticas.

Cocinar la huelga del 29 de septiembre es una de ellas.
 

La Marcha a Bruselas  nació como un símbolo de esta determinación a no resignarnos al descabello. Demostrándoles, a pecho descubierto, que no estamos muertos de miedo.
Que escogemos la vida deliberadamente porque nos mueven más elevados intereses que los que anhelan esos otros pájaros que nos están rondando, los carroñeros.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: Primo

Ana canto te quiero, que feliz me haces cuando leo tus articulos. Un besazo fuerte.

Fecha: 12/09/2010 07:31.


gravatar.comAutor: Carmen

Gracias Ana! Algunas personas soís para mí como faros en la noche oscura y solitaria. Me transmitís claridad y coraje. (Y me parece tan buena tu forma de expresarte...)

Fecha: 13/09/2010 16:15.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris