Facebook Twitter Google +1     Admin

CAMINOS SOBRE LA MAR

20100827184749-sudafrica-efe-preview.jpg

Como una marea imparable, como un tsunami rabioso y solidario, algo se está moviendo por fin en el Planeta. Me llegan noticias de lugares del mundo que jamás recorreré. De países y gentes que nunca veré pero que, como nosotros los miembros de la Marcha a Bruselas, comparten un mismo sueño de justicia social y gritan: ¡Basta ya! Que reclaman un futuro mejor para sus hijos y para las generaciones que están por venir. La tierra se ha convertido en un territorio hostil para la vida. En un erial donde la felicidad, esa vocación propia de los seres humanos, no puede prender asfixiada entre las malas hierbas de la codicia y la depredación. En Johannesburgo, cientos de miles de personas se manifiestan por sus calles en el noveno día de una huelga general de funcionarios públicos. Entre cánticos y bailes exhiben carteles con lemas como "En defensa de los derechos de los trabajadores" y "No a la explotación". Hasta la Unión de la Defensa de Sudáfrica ha manifestado su intención de solidarizarse con los huelguistas. En México, donde el horror y la corrupción gobiernan todos los confines de su territorio, los heroicos sindicalistas del SME (Sindicato mexicano de electricistas) continúan con su lucha contra el desencarnado`presidente Calderón en defensa de los 16.000 puestos de trabajo que se han perdido a causa de la especulación privatizadora de su gobierno. O desde Chile, donde grupos de insurrectos se levantan contra lo que consideran la guerra social que impone el estado a fuerza de detenciones ilegales y acusaciones falsas contra colectivos sociales y sindicales. Se declaran seres humanos libres y mandan ese mensaje de rebelión a cuantos quieran escucharlo. Y entre todos se van tendiendo caminos sobre el mar enlazando los sueños e ideales a uno y otro lado de los océanos y continentes. Viendo, desde la ceguera a la que quieren condenarnos, que gota a gota va creciendo el maremoto de solidaridad entre los pueblos pese a la agónica sequía en la que quieren sumirnos los que se creen los amos de nuestro mundo.

Publicada en Heraldo de Aragón y El Periódico de Aragón

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris