Facebook Twitter Google +1     Admin

CINISMO EN 3D

20100711112106-1720-t1.jpg

¡Hay que ver la diversidad de varas que emplean algunos para medir el cumplimiento constitucional! Mientras la insumisión catalana a los recortes de su Estatut supone para muchos un atentado a la Constitución capaz de romper España, la Comunidad valenciana se siente con independencia absoluta para incumplir las leyes del Estado. La última rebelión del Govern de Camps es con respecto a la ley del aborto. La intachable moralidad de estos próceres valencianos les ha empujado a desarrollar torticeras y costosas campañas de coacción hacia las mujeres que manifiesten querer ejercer este derecho. Mandarles unas imágenes de fetos en 3D, en distintas fases del desarrollo, es parte de su estrategia. Por lo visto, estos señores piensan que las mujeres somos tontas. Que nunca, en este mediático mundo, hemos visto un embrión y que ignoramos lo que alberga nuestro voluminoso vientre hasta el momento del parto. Como método para extorsionar moralmente a quienes quieran abortar resulta bastante rastrero, pero además poco útil. Cuando una mujer toma esta decisión no necesita que ningún populista le recuerde la "trascendencia ética de sus actos". Aunque pueda sorprender a estos tipos, el género femenino tiene conciencia propia.
Al contrario que ellos, los jerifaltes levantinos, las mujeres llevamos años acatando las consecuencias de unas leyes que controlaban férreamente nuestros derechos reproductivos. Pagando duramente con la cárcel, o incluso con la muerte, el saltarnos la prohibición establecida. Sin embargo ellos, que representan a unas instituciones democráticas, soslayan la aplicación de las leyes impunemente. Lo mismo sucede con la ley de dependencia para la que nunca quedan partidas económicas. Claro, ¿Cómo va a quedar dinero tras dilapidarlo en costosas fotografías tridimensionales, salpicón de corrupciones, adjudicaciones fraudulentas y agasajos  vaticanarios? Más que tridimensional, el cinismo del gobierno levantino alcanza dimensiones estratosféricas. Como sus escándalos, que han convertido la política de esta tierra en una película de Fellini. Una pesadilla poblada de seres monstruosos y crueles cuya naturaleza grotesca ni siquiera se toman la molestia de ocultar.
 

Publicada en El Periódico de Aragón el 14 de julio del 2010

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris