Facebook Twitter Google +1     Admin

NOSFERATU NUESTRO SEÑOR

20100514160749-nosferatu.jpg

 Todo está mal. Como patas arriba. Parece que el mundo en general, y nuestro país en particular, han decidido definitivamente rendirse al servicio del lado oscuro. 

Nosferatu, o como se le conoce en otros foros "el neoliberalismo", ha comprado tantas almas que ha conseguido desterrar la razón, la justicia y la vergüenza del rumbo de nuestra historia colectiva. Las ideologías, la vocación de servicio y la coherencia están excluidas de la filosofía política. El bipartidismo al que estamos condenados por una ley electoral antidemocrática solo te deja escoger entre dos opciones: susto o muerte. Entre el susto, tristemente previsible, de ver como el partido socialistas se rinde a los amos del capital entregando en bandeja a las víctimas de la crisis y dejando escapar con el botín a los verdugos. O la muerte, más o menos lenta pero segura, de que nuestro próximo gobierno esté presidido por el PP que, como leales cachorros de la bestia capitalista, no pararán hasta devolver a la clase trabajadora al paupérrimo nicho del que nunca debieron osar haber salido. Del mismo nicho tenebroso del que tampoco deben salir los cadáveres arrojados por falangistas y franquistas. Esos que ahora, rematando la matanza, han conseguido acabar con Garzón por atreverse a intentar escarvar ligeramente, apenas con las uñas, en los crímenes contra el pueblo y la República española. En esta España, que a menudo como hoy me consume la reserva de esperanza, los desalmados ganan por goleada. Los señores del dinero y sus perros de presa, los fascistas, se han hecho con el dominio del cortijo. ¿Pues qué nos creíamos? Y olvidémonos de los sindicatos. La ubre de las subvenciones se abrió tan generosamente en los últimos cinco años,a pesar de la crisis, que las criaturas no se sienten con fuerza moral para montarles, algo más que una pataleta de pseudoindignación, a tan generosas tetas. Y la Iglesia Católica, lejos de renunciar a todas las aportaciones, directas o indirectas, que recibe reclama que, su patrimonio que le sale de gratis, lo mantengamos entre todos.

¡Por los clavos de Cristo! ¿Donde quedó eso de reparte todos tus bienes etc...? Nadie va a salvarnos del poderoso reino del Gran Vampiro. Nuestras yugulares son el alimento que necesita para poder seguir engordando su codicia. Pero, por si acaso, hagan como yo... y vayan afilando las estacas.

Publicado en el Periódico de Aragón el 26 de mayo del 2010

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: Aragonía

He pillau o tuyo articlo NOSFERATU NUESTRO SEÑOR ta publicar-lo en o mio blog, con o tuyo nombre por discontau. Si ye cualsiquier problema, dime-lo ta borra-ne.
Me fa muito goyo o tuyo blog y creigo que boy a meter-lo en os mios blogs recomendaus.
Salú

Fecha: 17/06/2010 16:48.


gravatar.comAutor: Ana Cuevas

Ningún problema. Todo lo que escribo está a la disposición de quien lo quiera usar.
Un fraternal abrazo.

Fecha: 17/06/2010 18:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris