Facebook Twitter Google +1     Admin

UN CORAZÓN "COLORAÓ"

20100108103728-corazon.gif

Ahora que el mundo está patas arriba. Que los ecologistas van a la cárcel mientras los que depredan el planeta continúan alegremente con su carrera homicida. Ahora que la sociedad se quiebra más que nunca entre pobres y ricos. Y los canallas salen impunes de sus corruptelas. En estos días, que hay revuelo de sotanas que tienen morriña de otros tiempos. Y aliados con el lado oscuro pretenden secuestrar a la sociedad para hacerle una regresión forzosa a la Edad Media. Justo en este momento, En medio de tanta injusticia, atropello, abuso y abusadores, mi corazón se alborota despertando del letargo en el que se había sumido. Se me disparan todas las alarmas. Escucho una voz: "!Eh, espabila de tu sueño burgués de proletario acomodado! Hacen falta corazones para montar otra vez las barricadas" Barricadas contra el avance brutal de las desigualdades Contra el oscurantismo de los que quieren dominarnos "a dios rogando y con el mazo dando". Barricadas contra los filibusteros de los recursos naturales y humanos. Contra la xenofobia hacia las hermanas y hermanos de otras tierras que, como nosotros, solo son peones rotos de este tablero maldito. Contra los expendedores de mordazas a los que la libertad de expresión produce alergia.

Y si por tiznar mi corazón contra tanta penuria, como dice Sabina, me acusan de tenerlo colorado he de decirles que, en realidad, lo siento en carne viva. Y a eso pueden atribuirle el color que ustedes quieran.

Publicado en Público y en Heraldo de Aragón el 10 de enero del 2010

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: frantic

"Colorao" y a la izquierda, querida, pero hoy podemos tomarnos un pequeño receso para disfrutar de esa buena noticia que nos ha llegado de Portugal.

Fecha: 09/01/2010 00:44.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris