Facebook Twitter Google +1     Admin

NEGACIONES Y NEGADOS

20091016200610-20091015elpepivin-1.jpg

Resulta curiosa la inquietante inclinación a la negación de la evidencia, que cunde entre el personal del patido popular. Les ha dado por decir "no" a todo. ¿Que las pruebas de corrupción les entierran abrumadoramente entre comisiones, regalos en especie, financiaciones ilegales y demás bandidajes? Pues ellos van y lo  niegan. Recurren al viejo truco de la teoría de la conspiración perpetrada desde las hordas rojas y tratan de minimizar lo inaceptable tirando balones y "faisanes" fuera. ¿Que se trata del cambio climático? Va el apolíneo ex-presidente Aznar y sacude su abundante y bien ciudada cabellera para decir algo así cómo: "No, mire usted. El cambio climático es un invento de los eco-terroristas", mientras compadrea con las multinacionales petroleras que subvencionan a su cuchipandi de escépticos. ¿Que se trata de condenar una dictadura? No solo se niegan. Recurren a retorcer la verdad para transformar una etapa de sometimiento y humillación en el jardín de la alegría. Siguen haciendo apología del franquismo y niegan, obstinada y despiadadamente, la posibilidad de desenterrar unos muertos que pudieran testificar en contra de su versión de la historia. Algunos niegan hasta el Holocausto, como el sucesor de Costa, Cesar Augusto Asencio. Y luego, este glorioso fichaje del PP valenciano, niega haberlo negado y argumenta que su artículo, abiertamente filonazi, solo fué un error. Un error, pienso yo, es un acto que se comete de forma involuntaria y no se me ocurre que hacer exaltación de la doctrina hitleriana no requiera un posicionamiento ideológico muy deliberado, premeditado y alevoso. Negar por negar, ahora se niegan los unos a los otros, Y lo que te negaré morena. Porque el Partido Popular arrastra muchos cadáveres políticos de los que debe deshacerse si no quiere perder toda la respetabilidad. Auguro, y no tengo superpoderes, que con los peperos vamos a asistir a un espectáculo de desmarques y traiciones. A la fragmentación de esa piña inexpugnable de la que hacían tanta gala. Un psicodrama politico en el que no van a faltar negaciones y en el que muchos serán negados

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris