Facebook Twitter Google +1     Admin

SUICIDAS Y PSICÓPATAS LABORALES

20090913123444-120820-1273122.jpg

El porcentaje de suicidios de trabajadores por temas laborales está aumentando dramáticamente en todo el mundo. En EEUU ha crecido un 28% en los últimos años. La compañía francesa France-Telecom, contabiliza 23 casos admitidos hasta ahora. En España, la cuestión no es mucho mejor aunque cuesta llevar la cuenta de los que son considerados como "accidente laboral" debido a que depende de que los suicidas tengan a bien matarse en el puesto de trabajo o lo hagan en su casa. Al margen de que la actual crisis económica, la inestabilidad en el trabajo y el miedo a enfrentarse a un futuro incierto puedan ser determinantes para que un individuo tome la decisión de quitarse la vida, existe otro factor que actúa como desencadenante de la tragedia: Un modelo laboral psicopático que recluta entre sus responsables a personas con un nivel de conciencia bajo mínimos que actúe sin ningún tipo de escrúpulos para salvaguardar los intereses de su empresa.
Casi todos, hemos sido testigos o víctimas en alguna ocasión de los métodos empleados por estos personajes. El acoso laboral, ejercido por estos perros de presa, se viste de humillación contra sus víctimas. Se transforma en un acoso moral que destruye emocionalmente a su objetivo. Estos`psicópatas laborales funcionan con una mente perversa, incapaz de ponerse en el lugar de los demás, cuyo único fin es medrar en su puesto de trabajo. Su proliferación es mayor cuanto más duras son las condiciones laborales y la inseguridad. La situación económica a la que nos enfrentamos es un caldo de cultivo propicio para estos asesinos en serie de manos limpias.
Debemos estar alerta contra lo que ya se adivina como una nueva pandemia. Sociabilizar los casos de mobbing, neutralizar a quien utiliza esta forma de acoso y no permanecer indiferentes cuando se apliquen en nuestro entorno puede ser un gran paso para evitar que muchos trabajadores decidan matarse. Debemos saber reconoce los síntomas para erradicar esta enfermedad social y a todos los agentes que la provocan. Los Charles Manson que se mueven, como pez en el agua, en las enfermizas aguas de las relaciones laborales.

Publicado en El Periódico de Aragón el 18 de septiembre del 2009

13/09/2009 12:22 ana cuevas pascual #. laborales

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

gravatar.comAutor: frantic

Me parece que acabas de nombrar la soga en casa del ahorcado y es que trabajar en la administración pública no siempre es garantía de bienestar laboral. Cierto es que las condiciones de estabilidad, suelo y horario no son nada desdeñables pero cuando empieza a perderse la esencia de servicio público, que es el concepto primigenio de dicha administración, cuando empiezan a privatizarse servicios, cuando a los altos cargos les importa más el salir en la foto que buscar soluciones y se creen con derecho de pasarse el convenio colectivo por el arco de triunfo, cuando el comité de empresa se limita a vegetar y cuando, después de dieciocho años, un tío que no me conoce de nada, instruye, a instancias del director provincial, un expediente disciplinario por defender los intereses de mi colectivo, concluyendo con un "su negativa a colaborar implica un quebranto manifiesto de la disciplina y un perjuicio notorio al servicio", es que algo va realmente mal.

Y cuando una persona como yo, que es de las que nunca se rinden, acaba cogiéndose una baja por depresión porque en menos de una semana ha sufrido dos crisis de ansiedad, es que trabajar en la administración no es tan chollo como dicen.

Fecha: 19/09/2009 17:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris