Facebook Twitter Google +1     Admin

A PARTIR UN PIÑÓN

20090507191527-005-03-b.jpg

Resulta conmovedora la fraternal unión, a mi entender incestuosa, entre la patronal y las corrientes ultraliberales que manan del PP. Probablemente, es un poco aquello de "Yo me lo guiso..." Porque a nadie se le escapa el hecho de que muchos militantes y cargos políticos peperos se sientan isimultáneamente en la gradas empresariales y en las de su partido. Pero lo de Díaz Ferrán (!Dichosos micrófonos abiertos!) culpabilizando de la crisis a los años de Zapatero y piropeando a la Lideresa y  su gestión privatizadora con el delicado requiebro de: "Aguirre es cojonuda" empieza a rayar la perversión. Este caballero, que si recuerdan le pidió hace unos meses al Gobierno un paréntesis en el libre mercado, se nos muestra ahora como auténtico garante de la privatización de todas las empresas públicas y su gestión. ¿Pero cómo no iban a coincidir si comparten tantas cosas? El presidente de la patronal está acusado de falsedad documental, estafa procesal, evasión fiscal y apropiación indebida de fondos públicos. ¿ No les parece entrañable que, al igual que sus amiguitos de la gaviota, destaque en asuntos tan poco claros e impropios de un cargo como el suyo? Todo por la amistad. Y si para eso hay que hacer caer todo el peso de la crisis sobre las machacadas espaldas del obrero, pues !viva el despido libre!. Desde mi indignación proletaria solo me cabe esperar que los trabajadores seamos conscientes de que esta alianza está tramada contra nuestros intereses y que apoyar al partido popular, o simplemente no reconocerlo como nuestro enemigo natural, sería un error de incalculables consecuencias sobre los derechos que hemos tardado décadas en conseguir.

07/05/2009 19:15 ana cuevas pascual #. laborales

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris