Facebook Twitter Google +1     Admin

DEL GÉNERO TONTO

20090414202210-2378fdc332.jpg

En esta tierra aragonesa donde el surrealismo cobra vida y habita en las Cortes, se ha aprobado un proyecto de ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad. Dice el vicepresidente Biel  que dicho proyecto no tiene ni nombre ni apellidos. Me quedo mucho más tranquila. No se por qué, malpensada que es una, temí por un momento que se tratara de una ley diseñada a la carta con el propósito de tender la alfombra roja al, ya quimérico, proyecto Gran Scala. Pero don Angel ha disipado todas mis dudas. ¿Como iba a tratarse de una maniobra desesperada para empecinarse en el etéreo y farragoso asunto del tan largamente anunciado macrocomplejo de juego y ocio monegrino? Eso no es propio de un gobierno que piensa en el futuro de su pueblo. Sería indigno para quienes, en un acto de humildad y democracia y nunca por cubrir el expediente, solicitan hoy el consenso para la ley de la montaña de los grupos ecologistas y sociales. Ya saben, esa cuadrilla de hippies fabricantes de mermelada como les definió el mismo vicepresidente. Los "anti-todo" que durante años llevan reclamando que exista protección para nuestras montañas, presentando iniciativas legislativas populares y que lo único que pretenden es devolvernos al Paliolítico, donde no existía todavía el cártel del ladrillo y ninguno había oido hablar de recalificaciones y "auténtico progreso". Los mismos que, por motivos de índole medioambiental, social o simplemente por el turbulento currículum del asunto GS, le han reclamado transparencia y buen juicio a este Gobierno. Ya saben, esos que sucumbirán como romericos al fuego ante el proyecto más grande desde los Reyes Católicos. ¿Cómo se me habrá ocurrido? Sería del género tonto.

Publicado en 20minutos y en Diario del Alto Aragón el 17 y 18 de abril y en El Periódico de Aragón el 23 de abril
 

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris