Facebook Twitter Google +1     Admin

ESTRATEGIAS DE CIEGOS

20090314191548-2.jpg

Un sentimiento extendido entre la población aragonesa es el de la conservación de nuestras montañas. En esta tierra dura y áspera, que a veces actúa como una cruel madrastra con sus hijos, la rotundidad y belleza de estos parajes se ha visto violentada, con demasiada frecuencia, por la especulación, y la codicia. La ceguera que consume a nuestros gobernantes no les ha permitido ver que la voluntad de los ciudadanos es crear una ley que las proteja de la ineficacia de quienes gestionan este patrimonio natural. Ergo, de su propia ineficacia. Ciegos han permanecido ante las 30.000 firmas que una iniciativa popular llevó hasta las Cortes (donde ni siquiera fué admitida a trámite) reclamando una ley de protección para las montañas. Impasible el ademán, y escasos de fundamento democrático, ante las 15.000 más que se presentaron posteriormente. Y ahora, con un sarcasmo ramplón que congela la sangre al más hierático, argumentan que el Pirineo ya tiene suficiente normativa y que la deseada ley, no es en absoluto necesaria. Pues claro que no, no solo es innecesaria sino que es molesta porque, enmascarados en la situación económica que atravesamos, han diseñado planes para nuestras montañas que son absolutamente incompatibles con su protección. Sus estrategias, vacíadas de ninguna visión de futuro y de alternativas al cemento, nos enfrentan al inminente peligro de su destrucción. Pero no toda la población se ve afectada por esta falta de visión y podemos ver, con claridad, el irresponsable y antidemocrático comportamiento de la DGA. Y sobre esta cuestión, no estamos dispuestos a cerrar los ojos, ni la boca.

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris