Facebook Twitter Google +1     Admin

SOUS LES PAVÉS, LA PLAGE

"Bajo los adoquines está la playa". Este era uno de los slogans que se hicieron famosos durante el agitado mayo del 68. Pero a la lideresa del PP, doña Esperanza Aguirre, le parece una metáfora simplona y sin sentido. Y no debería de extrañarnos porque durante el 68, una de las máximas era: "La imaginación al poder" y el poder que desempeña la presidenta de Madrid no tiene nada de imaginativo, ya que se limita a reproducir los esquemas ideológicos y políticos de quienes gobernaron el país con mano de hierro durante cuarenta años ,y para eso no se necesita mucha creatividad. Ante esta incapacidad para soñar, para hacer del "ideal" un camino a seguir, define al espíritu que impulsó la revolución del 68 de "romanticismo adolescente". Pero, curiosamente, dice que sus ansias personales de libertad se identifican con la famosa frase de "Prohibido prohibir". Claro, siempre haciendo referencia al gobierno socialista que, según ella, posee un afán intolerable de inmiscuirse en las decisiones más íntimas de los ciudadanos. No como el PP y su progresista política respecto a los matrimonios gays o el aborto, que habla por sí misma del respeto que mantienen hacia las decisiones íntimas de los demás. Yo creo que la señora Aguirre se confunde. Que ese anhelo de libertad se corresponde, en realidad, a su dulce romance con el liberalismo económico. A ese culto neocon que no entiende de leyendas utópicas y que prefiere, decididamente, cubrir de cemento la superficie de las playas.

Publicado en diario Público y Periódico de Aragón  16 de diciembre de 2.008

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris