Facebook Twitter Google +1     Admin

HACERNOS LOS SUECOS

El futuro de este planeta, y el nuestro propio, se "negocia" en la cumbre climática de Poznan estos días. Y digo se negocia, porque esto es literalmente lo que hacen. Los derechos de emisión de sustancias contaminantes son valores bursatiles que cotizan y que se compran y venden entre las empresas, permitiendo que unas ganen dinero a cambio de que otras envenenen el medio por encima de los límites establecidos. En Europa es una práctica habitual. Si a esta "peculiar" manera de luchar contra el cambio climático unimos la justificación de la actual crisis económica, los resultados que podemos esperar de esta reunión son demasiado tibios para la urgencia que requiere el asunto. Ante esto, la ciudadanía de a pie, podemos seguir "haciéndonos los suecos" y delegar en nuestros gobiernos las soluciones al problema más acuciante para nuestra especie... o podemos hacer como los suecos.
La Sociedad sueca para la defensa de la naturaleza lanzó, hace ya tres años, una iniciativa popular que proponía, a particulares y empresas, comprar los derechos de emisión de CO2 para evitar que los compren las empresas más contaminantes. La propuesta tuvo un resultado muy positivo. Y no lo digo solo por las toneladas de CO2 de las que se libró nuestra atmósfera. Lo verdaderamente importante fué conseguir que la sociedad se implicara para evitar lo que nuestros dirigentes, demasiado preocupados por la marcha del capital, no son capaces conseguir de una forma verdaderamente efectiva. Por eso propongo que no "sigamos haciéndonos los suecos" y que nos mojemos, como lo han hecho ellos o de otras mil maneras diferentes, frente a la prioridad de los devastadores efectos del cambio climático, que no podemos anteponer a las finanzas. Al menos a mí, no me apetece nada que sean solo ellos quienes determinen el futuro.

Publicado en diario Público 15 de diciembre de 2.008

Comentarios » Ir a formulario

kuentoschinos

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris